Lun. Ago 15th, 2022

En el 2017 la Asamblea General de las Naciones Unidas votó y estableció la institución de el día mundial de La Abeja para promover la protección, cada día mas crítica, del cambio climático, de la contaminación y del utilizo de pesticidas.

El día mundial de la Abeja se celebra el 20 de mayo, e inició a conmemorarse desde el 2018, con el objetivo de sensibilizar la opinión pública mundial sobre la importancia de este polinizador, y del rol que ejerce en el ámbito del desarrollo sostenible y de las amenazas que enfrentan cotidianamente y que mete a riesgo constante su supervivencia.

Sin las Abejas el ecosistema y la producción mundial alimentar, según la FAO, estarían gravemente comprometidos, de hecho el 71% de los cultivos más importantes en el mundo se reproducen gracias a la polinización

Más del 80% de los cultivos destinados a la nutrición del ser humano cuenta con el trabajo que estos insectos hacen gratuitamente.

Si el número de abejas continuará a disminuir, muy pronto no podremos gozar más de ciertos alimentos como los duraznos, bayas, fruta de pan, manzanas, almendras, tomates, etc.. 

De igual forma algunos productos lácteos como el yogur, mantequilla y quesos frescos.

La extinción de las abejas mete en peligro nuestra seguridad alimentaria y por consiguiente nuestro futuro.

Las causas

Entre las principales amenazas contra los polinizadores encontramos a la agricultura industrial.

Pesticidas químicos, monocultivos, perdida de la bio-diversidad, prácticas agrícolas destructivas.

Según estudios conducidos por el CIMeC y por el departamento de Física de la Universidad de Trento, algunos pesticidas además de ser letales para las abejas, intervienen en el sistema nervioso de los insectos, a nivel de la memoria, de la  orientación y pérdida del olfato.

Los principios activos de estos pesticidas son altamente tóxicos.

Se unen a los receptores de la nicotina en la sinapsis y bloquean el trasporte de información a nivel cerebral.

Las abejas comunican de manera química, a través de las feromonas.

Cambios, aunque sean pequeños, a nivel del olfato pueden comprometer seriamente la vida de un enjambre porque afectan la organización social y la capacidad reproductiva de la colonia.

Por ejemplo, si la información sobre una hipotética enfermedad de la abeja reina no se trasmite en modo correcto en la colonia, las abejas no iniciarían el mecanismo base para la reproducción de una nueva reina y la colmena quedaría destinada al desastre.

A todo esto se agrega otro asesino: El cambio climático que está modificando el ciclo natural de los ecosistemas, haciéndolas mas vulnerables y menos productivas.

Las Centinelas del Ambiente

Las Abejas, ademas de garantizar una variedad de frutas y verduras en nuestra mesa, son ‘inspectores del ambiente’, ya que son utilizadas en actividades de monitoreo de la contaminación ambiental.

Estas, capturan con su cuerpo incluso las partículas contaminantes que se encuentran presentes en el aire, y a través del monitoreo de estas se puede llegar a entender el nivel de contaminación y eventuales fenómenos de bio-acumulación,  mismas que tienen consecuencias en la salud del ser humano.

Hay que tener en casa siempre un poco de miel

día de la abeja

Calma la tos. En la leche caliente o simplemente una cucharadita en boca, actúa como sedativo y anti inflamatorio en la laringe y en las vías respiratorias.

Contra el insomnio. Nada es más eficaz que una cucharadita de miel disuelto en una tisana antes de dormir.

Ayuda al estómago. La miel alivia los síntomas de la gastritis y del dolor de estómago, reduciendo la formación de gases intestinales.

Sana heridas. Aplicado sobre las heridas, estimula el proceso de sanación y la regeneración de los tejidos, ayuda a prevenir las infecciones y reduce las inflamaciones.

No olvides que el próximo 20 de mayo, es el día de la abeja!.

By Enrique Vásquez B.

Programmatore dal 1988, con la passione per la scrittura di articoli di ogni genere. Attualmente sviluppa per ZEVEN S.A. il Sistema di Fatturazione Elettronica. Ecuadoriano di nascita e italiano di residenza, scrive da Genova, città che ha imparato ad amare tanto quanto la sua natale Guayaquil. Padre di due figli che sono il suo orgoglio e marito di una donna eccezionale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.