Lun. Ago 15th, 2022

¿La memoria USB en la que normalmente guardas tus documentos de trabajo ha comenzado a “hacer berrinches”? ¿La copia de archivos se ha vuelto lenta y la transferencia de datos se interrumpe de vez en cuando por extraños mensajes de error? A menos que tu pendrive esté dañada físicamente, puedes intentar resolver estos problemas con un buen formateo.

¿Cómo? ¿Estás de acuerdo conmigo, pero no tienes la menor idea de cómo formatear una memoria USB? No te preocupes … ¡Te puedo dar una mano con esta guía sobre el tema!

Sí, lo sé, dicho así puede parecer una cosa complicada, casi imposible para quien todavía no “mastica” bien la informática. ¡Pero no! Puedo asegurarte que eliminar todo el contenido de una memoria USB y formatearlo es muy sencillo, independientemente del sistema operativo que utilices, Windows o macOS.

En todo caso, no te preocupes, te explicaré todo en detalle, paso a paso.

Verás, que todo será fácil. ¡Buena lectura y éxitos en todo!

Lo que debes saber antes de iniciar

Antes de explicarte cómo formatear una memoria USB, hay ciertas cosas que creo debes saber para que tengas claro el tema.

En primer lugar, tenemos que entender que se quiere decir exactamente cuando se habla de formateo.

En informática, el término formatear se refiere al procedimiento que permite iniciar y/o preparar un dispositivo de almacenamiento para que pueda recibir datos.

Gracias a este procedimiento, es posible utilizar dispositivos tales como pendrive, discos duros, disquetes etc..

Ten en cuenta que el proceso de formateo implica inevitablemente eliminar cualquier dato que ya esté presente en la unidad.

Otro dato importante a tener en cuenta es que a la hora de realizar el formateo también es necesario determinar el sistema de archivos a utilizar.

El Sistema de Archivos es el que gestiona la forma en que se almacenan los datos en el dispositivo, determinando la compatibilidad de este último con otros dispositivos y sistemas operativos, así como el tamaño máximo que pueden tener los archivos individuales para archivar.

Sistemas de Archivos

Hay varios sistemas de archivos, cada uno con características diferentes.

Los principales son:

FAT (File Allocation Table)

Es el sistema de archivos más antiguo, pero también el más extendido (se utiliza en computadores, dispositivos móviles, Smart TV, decodificadores, consolas de videojuego, etc.).

Sin embargo, tiene varias fallas, incluida la incapacidad de administrar archivos individuales de más de 4 GB y la tendencia a fragmentar más los datos, lo que ralentiza la apertura de archivos.

Sin embargo, es compatible con prácticamente cualquier dispositivo y sistema operativo.

Es la mejor solución si tienes que lidiar con muchos dispositivos y/o sistemas operativos diferentes, así como, por supuesto, si tienes necesidades específicas relacionadas con el uso del disco en un dispositivo compatible solo con el sistema de archivos FAT.

NTFS (New Technology File System)

Es el sistema de archivos predeterminado de Windows a partir de Windows XP y en todas la versiones de de Windows NT que han existido.

Ofrece un mejor rendimiento, es menos propenso a la fragmentación, y no tiene el límite de 4 GB por archivo.

Sin duda, es la mejor solución para aquellos que necesitan utilizar un dispositivo de almacenamiento principalmente en sistemas operativos de Microsoft.

Este sistema de archivos posee un funcionamiento prácticamente secreto, ya que Microsoft no ha liberado su código.

Gracias a la ingeniería inversa, aplicada sobre el sistema de archivos, se desarrollaron controladores como el NTFS-3G que actualmente proveen a sistemas operativos GNU/Linux, Solaris, macOS X o BSD, entre otros, de soporte completo de lectura y escritura en particiones NTFS.

exFAT (Extended File Allocation Table)

Como su nombre lo indica, este sistema de archivos no es más que una versión avanzada de FAT, menos propensa a la fragmentación.

Es compatible con una amplia gama de dispositivos y sistemas operativos (aunque un poco menos que el antiguo FAT) y no tiene la limitación de 4 GB por archivo.

Es la mejor opción si se necesita utilizar el disco en varios sistemas operativos y dispositivos, y si necesita almacenar archivos de más de 4 GB.

HFS/HFS+ e APFS

Son los sistemas de archivos macOS.

APFS es más nuevo y garantiza un mejor rendimiento, especialmente en lo que respecta a los SSD.

Es recomendable utilizarlos si el medio de almacenamiento a formatear solo se utilizará en dispositivos Apple.

ext3 - ext4

Son los sistemas de archivos de Linux, por lo que solo deben considerarse si formatea un dispositivo para usarlo con una de las distribuciones del sistema operativo Linux.

Formatear una memoria USB en Windows 10

Para empezar, veremos cómo formatear una memoria USB en Windows 10.

Para hacer esto, simplemente utilice la herramienta predeterminada del sistema operativo para la administración de medios externos, accesible desde el Explorador de archivos.

Primero conecta el pendrive que deseas formatear a uno de los puertos USB de tu computadora, luego haz clic en el icono con la carpeta amarilla en la parte inferior izquierda de la barra de tareas y, en la ventana que ves aparecer en el escritorio , seleccione el elemento Este Equipo en el menú del lado izquierdo.

A continuación, individua la memoria USB en la sección Dispositivos y unidades ubicada en la parte derecha o en la barra lateral izquierda, luego, clic derecho sobre ella y, en el menú contextual, seleccione la opción elemento Formatear.

En la ventana que aparece, has clic en el menú desplegable Sistema de archivos y elija, a través de este último, si formatear la memoria USB en FAT32, NTFS o exFAT.

menu contextual formatear memoria usb

Luego, complete el campo Etiqueta de volumen con el nombre que desea asignar al dispositivo y, a menos que tenga necesidades especiales, deje el menú Tamaño de la unidad de asignación sin cambios, luego haga clic en los botones Inicio y Aceptar para iniciar el formateo del procedimiento.

Ten en cuenta que por defecto se realiza un formateo rápido de la memoria, por lo que el proceso se completará muy rápidamente.

Si quieres realizar un formateo completo, puedes hacerlo quitando la marca de verificación de la casilla junto al elemento de Formateo rápido antes de iniciar el proceso.

Formatear una memoria USB en ambiente macOS

Si utilizas una computadora de la marca Apple puedes formatear la memoria USB utilizando la Utilidad de Discos que es el programa estándar en macOS con el que se puede administrar fácilmente disco duro, pendrive y medios externos de varios tipos.

Todo lo que tienes que hacer es conectar la memoria USB a formatear e iniciar la Utilidad de Discos, seleccionando su icono (el que tiene el disco duro y el estetoscopio) que encuentras en la carpeta Otros de la sección de aplicaciones.

En la ventana que se abre, selecciona el nombre de la memoria USB en la barra lateral izquierda y has clic en el botón Inicializar ubicado en la parte superior.

En el panel que aparece, use el menú desplegable Formato para determinar el sistema de archivos, eligiendo el indicado según lo que aprendimos en la sección de introducción.

Posteriormente, asigne cualquier nombre al pendrive escribiéndolo en el campo Nombre.

Finalmente, haga clic en el botón Iniciar para que el procedimiento inicie.

By Enrique Vásquez B.

Programmatore dal 1988, con la passione per la scrittura di articoli di ogni genere. Attualmente sviluppa per ZEVEN S.A. il Sistema di Fatturazione Elettronica. Ecuadoriano di nascita e italiano di residenza, scrive da Genova, città che ha imparato ad amare tanto quanto la sua natale Guayaquil. Padre di due figli che sono il suo orgoglio e marito di una donna eccezionale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.