Dom. Ago 7th, 2022

Hay mucha emoción en la pista del Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México. Un vuelo de carga acaba de aterrizar con el segundo lote de la vacuna rusa Sputnik V.

El personal del gobierno descargan el material, son 200.000 dosis, además de las 200.000  que se recibieron de Moscú la última vez.

“Nuestro agradecimiento a la Federación Rusa y al presidente Vladimir Putin por su apoyo”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrad, al precisar en Twitter que las dosis recién llegadas serán utilizadas para administrar las segunda inoculación  de vacunas a quienes ya recibieron la primera.

covid 19

México es solo uno de los muchos países que han autorizado la vacuna desarrollada por Rusia.

Contrato por un total de 24 millones de dosis que, de aquí a los próximos meses, deberán contribuir a dar vigor a la campaña de vacunación mexicana.

La última nación, por orden de tiempo, que ha dado luz verde al Sputnik V. es Jordania.

En total, leyendo los “registros” informados por el Fondo de Inversión Directa de Rusia, la vacuna de Moscú ha sido aprobada en 49 países con una población total de más de 1.300 millones de personas.

Y la lista, mientras usted lee este artículo, puede haber crecido más.

Las dudas de los expertos europeos

En noviembre 2020, a pesar de que los científicos rusos publicaron los resultados de los primeros análisis realizados con Sputnik V., demostrando una eficacia del 92%, Sputnik V. se vio abrumado por controversias.

La acusación más repetida por parte de la comunidad occidental fue: Rusia está fanfarroneando.

Según la opinión de la comunidad científica europea, Moscú no ha cumplido con ningún requisito de seguridad, pensando solo en expandir su poder en el mundo, y además dañando la imagen de las vacunas occidentales.

La situación cambió en febrero 2021, cuando los datos proporcionados por los rusos fueron confirmados por la prestigiosa revista The Lancet. En ese momento, los pedidos de Sputnik V se incrementaron notablemente en el mundo entero.

Por tanto, la vacuna rusa encontró terreno fértil también en Europa, aunque la EMA (Agencia Europea de Medicamentos), anunció el inicio del proceso para su revisión recién el 4 de marzo 2021, en medio de no pocas controversias.

Sin embargo, a pesar de que en Europa no hay suficientes vacunas para todos,  hay quienes siguen siendo quisquillosos sobre qué vacunas autorizar y cuáles rechazar.

Evidentemente, dado que se fabrica en Moscú -y aquí podríamos hablar de ruso-fobia latente y bien arraigada en ciertos círculos-, el Sputnik V debe ser visto con extrema sospecha.

Entre las últimas declaraciones  sobre el tema, hay que destacar las  de Andrea Crisanti, director del departamento de Micro-biología de la Universidad de Padova.

Sputnik utiliza una tecnología muy similar a la de AstraZeneca, con todas las ventajas y problemas de las vacunas de este tipo, que tienen una habitabilidad muy baja, en el sentido de que no son capaces de seguir las variantes. así que no veo la razón de todo este entusiasmo”, explicó Crisanti a Sky Tg 24.

El experto, refiriéndose nuevamente al Sputnik V, agregó:

“Deberíamos preguntarle a Rusia por qué lo vende en lugar de inmunizar a sus ciudadanos. El problema de esta vacuna es que debe haber alguien que tome todos los datos y los presente al EMA para que los verifique. Es muy sencillo, un medicamento se aprueba cuando alguien lo solicita”.

Opiniones diversas

vacuna Sputnik

Dejando de lado los aspectos técnicos, es interesante centrarse en el plan de vacunación de Rusia.

¿Realmente, como dice Andrea Crisanti, prefiere el gobierno ruso vender Sputnik V en el extranjero en lugar de vacunar a sus propios ciudadanos?

Debemos hacer dos consideraciones:

La primera es que Rusia no tiene problemas de deficiencia de vacunas, y que la situación del epidemia, según los últimos datos, en Moscú no parece ser tan grave como la registrada en la mayoría de los países europeos.

De las 28 mil infecciones diarias detectadas a mediados de diciembre, Rusia ha pasado a enfrentar poco menos de 10 mil nuevos casos diarios.

Las cifras de vacunación muestran una lenta reanudación de las inoculaciones, con una media de 4,59 dosis administradas por cada 100 personas; un valor lejano al de Reino Unido (35.02), o al de Israel, pero con diferentes situaciones y contextos que se deben considerar.

Tampoco es cierto que el gobierno ruso prefiera vender Sputnik V en el extranjero, dado que las autoridades, por ejemplo, han establecido clínicas en casi todas partes para facilitar la campaña nacional de vacunación.

En Moscú hay una estructura especial ubicada en el lujoso centro comercial, donde los ciudadanos pueden pasar un día en las boutiques exclusivas antes de subir las escaleras y recibir la inyección de Sputnik V.

También encontramos otro en medio del restaurante Depo Moscow e incluso uno en Helikon, importante teatro de ópera.

Por tanto, si Rusia da la impresión de que se está concentrando más en el extranjero que en casa, es porque en Europa hay una pradera que las compañías farmacéuticas occidentales dejaron sin cultivar.

En fin, está bien desconfiar de la vacuna rusa, pero, ¿qué pasa con los casi 50 organismos reguladores de otros tantos países que han autorizado, en diversas formas, el suero elaborado por la Federación Rusa? Es difícil pensar que todos estos organismos de control sean ingenuos o tengan un bajo control de calidad.

By Enrique Vásquez B.

Programmatore dal 1988, con la passione per la scrittura di articoli di ogni genere. Attualmente sviluppa per ZEVEN S.A. il Sistema di Fatturazione Elettronica. Ecuadoriano di nascita e italiano di residenza, scrive da Genova, città che ha imparato ad amare tanto quanto la sua natale Guayaquil. Padre di due figli che sono il suo orgoglio e marito di una donna eccezionale.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.